“Jaime, coronaste también tu existencia alegremente” – por Josefina Ezpeleta

No resulta nada fácil escribir cuando lágrimas empañan nuestros ojos. Y este es el caso, acabo de recibir la noticia de que en la madrugada de hoy falleció en La Habana, Cuba, un gran escritor, un eminente profesor, un excelente amigo.
Nació en Florencia, Ciego de Ávila, en 1931. Su primer apellido —Sarusky— se lo dio su padre polaco y el segundo —Miller—, su madre bielorrusa, emigrantes que llegaron a Cuba en la década del 20 del pasado siglo xx. Y de esa rara mezcla, nació un cubanazo: Jaime.
Josefina Ezpeleta y Jaime Sarusky

Josefina Ezpeleta y Jaime Sarusky

Mucho se puede hablar de su labor periodística, pero al respecto solo diré que recibió el Premio de Periodismo Cultural José Antonio Fernández de Castro en el año 2000, y que algunos de sus trabajos periodísticos están reunidos en el libro Unicornio y otras invenciones.

Entre las obras que he podido leer de este importante escritor, Premio Nacional de Literatura de 2004, están La búsqueda (1961), Rebelión en la octava casa (1967), La aventura de los suecos en Cuba (1999), Un hombre providencial, con el cual obtuvo el Premio Alejo Carpentier 2001 en el género de novela.
En casi todas las reseñas que he leído de él aparece como “narrador, ensayista y periodista”, pero olvidaron que él también sembró, como profesor, en muchos de nosotros el amor por la literatura y en otros incluso contribuyó a que ese desazón que siente todo escritor y que lo lleva a volcar en un papel sentimientos, sucesos, pensamientos…, se metiera hasta la última de nuestras células.
Y es que Jaime Sarusky impartió clases de literatura en un instituto pre-universitario… y quizá algunos digan: “¡ah!, en un pre…”. Pero es que discúlpenme los que no lo crean así, pero no fue en un “pre” cualquiera, fue en el Instituto Pre-Universitario Especial Raúl Cepero Bonilla que recién cumplió 50 años de haberse fundado, y tampoco fue un “profe” cualquiera. Esa institución, durante sus primeros años, tuvo programas diferentes al resto de los pre-universitarios de la Isla. Allí se nos enseñó a pensar, se nos enseñó a aprender; lograron, por ejemplo, que al estudiar El Quijote, nos sintiéramos un poco Miguel de Cervantes, o un poco el mismo Quijote y que blandiéramos una lanza contra la injusticia, contra la mentira… algo que se nos ha quedado como costumbre.
Y siempre Sarusky se sintió tan ceperiano como cualquiera de nosotros, los alumnos. Yo no tuve la dicha de recibir clases de él, pero después la vida nos unió en una amistad que recuerdo con muchísimo cariño. Siempre me preguntaba de dónde venía mi apellido, y es por esa razón que mi poema “Soy un sitio poblado de bojs” se lo dediqué a él, cosa que lo sorprendió sobre manera.  
Los que no lo conocieron, no podían tener una idea completa de su carácter —quizás por su pose y su rostro adusto de casi siempre—, pero Jaime siempre fue muy jovial y cuando reía, sus carcajadas contagiaban a todos los que estuvieran con él.
En el año 2011 visité la Isla, y mis compañeros ceperianos —esos amigos de siempre— me celebraron de sorpresa mi cumpleaños en la casa de mi madre, en San Mariano y Cortina, de donde podíamos divisar nuestro “Cepero”. Mi sorpresa fue aún mayor cuando vi, entre los que acudieron a la cita, a mi Jaime, a nuestro Jaime, con dos de sus últimos libros en las manos como regalo por mi cumpleaños: Ensayos para una seducción, y Glauber en La Habana. El amor y otras obsesiones. Nunca olvidaré una de sus dedicatorias: “Para Ezpeleta, nada fácil de olvidar.”
Lo recordaré con la sonrisa de siempre, y esa picardía en los ojos, como mismo lo ven en esta, la foto que nos tomamos aquella tarde de julio, hace ya dos años.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s