Galería

El Doctor Lind recorre la floresta virgen (Fragmento del libro “La aventura de los suecos en Cuba”)

El doctor Alfred Lin, fundador de la colonia sueca

El doctor Alfred Lin, fundador de la colonia sueca

Demasiado elegante tal vez, el doctor Alfred Lind aparecía y desaparecía con su sombrero de jipijapa, entre las altas olas de hierba de guinea de la finca La Guira, la que precisamente acababa de adquirir de la familia Tamayo, como representante de The Swedish Land and Colonization Company of the Northwest.

Fundada en febrero de 1904, la empresa tenía el pro-posito de establecer colonias agrícolas, sobre todo de inmigrantes suecos, en el noroeste de Norteamérica, básicamente en Dakota del Norte y del Sur, Minnesota y Wisconsin. La Compañía seguiría el esquema tradicional en la implantación de asentamientos de ese tipo: la adquisición de tierras que luego parcelarían y venderían a colonos que aspiraban a trabajar, a desarrollar su propio dominio y a Ilevar una vida pacifica.

Por paradójico que pueda parecer, los iniciadores de la empresa ejercían las profesiones y tenían las ocupacioncs mas disímiles, menos la de negociantes en bienes raiccs. Los únicos aspectos que los identificaban eran el origen sueco y que residían y desarrollaban sus actividades en Minneapolis. Asi, el doctor SJ. Carlson tenía a su cargo la cátedra dc Lengua, Literatura e Historia escandinavas en la Universidad de esa urbe; el comerciante en ropas, E. G. Dahl, era el presidente de la Compañía; C. G. Schultz, superintendente de Educación, también fue ejecutivo del consorcio en sus inicios; el doctor Alfred Lind, ex profesor de Medicina de la Universidad estatal de Minnesota, quien contaba ademáa con un respetable caudal financiero, fue designado director económico y Erland Lind, abogado en ejercicio, secretario.1

Pero no sería en el noroeste de la América del Norte donde la empresa impulsaría sus negocios, sino en Cuba. Aquí e! azar, una vez mas, desempeñaría su inesperado papel. Basto que el doctor Lind, agobiado por la intensidad de trabajo en el hospital de Minneapolis, decidiese ir a Cuba en busca de una cura de reposo y recreo, para que la idea original de la corporación fuera modificada.

Sin duda, Cuba impresionó al médico por la riqueza de la tierra y el clima, tan benigno y balsámico, como lo calificarían luego en los anuncios, ideal para curar o aliviar las mas variadas afecciones.

Claro, el incentivo mayor residía en lo irrisorio de los precios de la tierra en la zona escogida por cl médico. A estos atractivos se unían otros no menos importantes: el hecho de que la propiedad se encontraba en el área de la línea del ferrocarril recién construida y que varios ríos atravesaban en diferentes direcciones los cincuenta y tres kilometres cuadrados que abarcaba la misma. El tenía la certidumbre de que el espíritu emprendedor de los suecos y nórdicos, su proverbial energía y capacidad de trabajo, llevarían adelante la em¬presa con excelentes resultados.

Fueron estos los argumentos que esgrimió cuando regresó a Minneapolis. Los directivos de la sociedad se persuadieron de las ven-tajas y beneficios que podían obtener en Cuba y decidieron desviar el rumbo de la empresa. Fomentarian Bayate y sus alrededores donde concentrarían las inversiones, los esfuerzos, la organización. Allí se establecería el doctor Lind para dar los pasos iniciales en la fundación de la colonia, mientras el abogado Erland Lind se encargaría, desdc Minneapolis, de promover la compra de tierras mediante anuncios en la prensa, tanto en Suecia como en los Estados Unidos.

1 ) Helmer Key. Kaffe, Socker och Bananer, en resa till Kuba och Guatemala. Albert Bonniers Forlag.  Stockholm, 1928. (Aclaración: todas las notas del libro pertenecen al autor).

La familia Bege en la casona de su finca en Bayate, Cuba

La familia Berge, en la casona de su finca en Bayate, Cuba

Una respuesta a “El Doctor Lind recorre la floresta virgen (Fragmento del libro “La aventura de los suecos en Cuba”)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s